Atilio Medigure - Presidente de la Fendup

 

Desde el 26 de octubre pasado, Atilio Mendigure lidera una huelga indefinida de profesores universitarios que buscan que se oficialice el aumento de sus sueldos. Su gremio afirma que la ley debe tener modificaciones; sin embargo, rechaza que la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) pase a ser controlada por los rectores, como se plantea en el Congreso.

¿La Sunedu debe ser dirigida por los mismos rectores como lo establece un proyecto de ley del congresista aprista Javier Velásquez Quesquén?

De ninguna manera. Ya instituciones como el Tribunal Constitucional y la Contraloría han sido concretas con las competencias de la Sunedu.

Se aduce que la Sunedu viola la autonomía universitaria…

No la viola. La (ex) ANR (Asociación Nacional de Rectores) se había convertido en juez y parte. Y eso no debía ser así. Ahora, cualquier institución del país necesita ser supervisada por un ente externo, como lo es la Sunedu que no interviene la autonomía universitaria sino que cumple el rol fiscalizador que la ley le da. Por eso la deben integrar académicos.

 

¿Qué se busca con este proyecto de ley?

Primero, se busca que la universidad peruana esté controlada nuevamente por aquellos rectores elegidos entre cuatro paredes, comprando votos de docentes y estudiantes; en una especie de repartija. Esto hizo que no haya universidades de calidad.

 

Entonces, ¿quiénes pretenden desarticular la Sunedu?

Detrás de todo esto está la corrupción que hasta hoy pretende regresar a la universidad y entiendo que el hecho de que la Sunedu no fiscalice y se debilite le interesa mucho a las universidades privadas que no se han adecuado a las exigencias de la ley. Y ojo, no hablo del interés de la Católica, la Pacífico y la Cayetano (Heredia)…

 

… Se refiere más a las universidades ‘chicha’, entiendo.

Usted lo ha dicho. Aquellas que funcionan en un garage, en un hotel; aquellas que no le pagan impuestos al Estado; aquellas que han hecho de las universidad un comercio.

 

Por lo que veo el hecho de que estén en huelga indefinida para que se cumpla lo que dice la Ley Universitaria (homologación de sus sueldos con aquellos que perciben los magistrados del Poder Judicial) no implica que quieran tumbársela…

Para nada. Esto (el cambio de la Ley Universitaria) no puede venir del apetito de un congresista que no vive en la universidad. Nosotros sabemos qué debe reformarse de la ley.

 

Pero ¿la Ley Universitaria debe tener modificaciones?

​Cualquier ley está sujeta a cambios si se hallan defectos.

 

Ya, ¿y qué mejoras se deben ejecutar de inmediato?

Lo primero es respecto a la edad de cese de los docentes (el límite de edad es de 70 años), algo que está trayendo crisis.

 

¿Ya cuántos catedráticos han sido cesados por esto?

Solo (la universidad) San Marcos tiene una lista para que 400 docentes se retiren; en la San Antonio del Cusco ya salieron 64 y lo que preocupa son estos vacíos generacionales, por lo que proponemos que debe haber un reglamento para que esto sea progresivo.

 

Otro cambio es que se cumpla el aumento de sus sueldos…

Los profesores contratados viven con 800 soles. Esta es una realidad que hace que la universidad tenga problemas.

 

Pero ya se prepara una ley de carrera pública para ustedes.

Sí, pero antes vamos a recibir una propuesta del Minedu para saber cómo y en qué tiempo se dará el aumento.

 

¿Su huelga continuará?

El miércoles (día que recibirán la propuesta) se decidirá. Y si bien se afectan las clases, los estudiantes nos apoyan y no quieren más corrupción.

 

¿Y qué pasará si el Congreso aprueba el proyecto de ley?

Los alumnos ya están evaluando marchas y nosotros los apoyaremos y junto a la población saldremos a las calles para que el Congreso retroceda

Fuente: Diario La República